Hoy me he superado, ¿y tú?

Me duele hasta estar sentada, y se que mañana va a ser peor pero estoy tan de buen humor y sin una pizca de estrés ni malas energías en el cuerpo. Hoy me lo he pasado como una cría chica.

¡Que paliza me he pegado a lo tonto y por desgracia el día y las fuerzas no me han dado para más!

No es una rutina lo que he hecho, sino algo que mola más todavía y que llevaba casi dos años deseando volver a hacer.

Me he pegado una buena pateada cuesta arriba en el campo a través de cardos, pinchos y veinte mil cosas más que pinchaban (tengo las piernas hechas un cristo además de duras como piedras porque he hecho casi todo el trabajo con las piernas tal y como me han aconsejado jajaja), y después me esperaba esta magnífica señora…

El Bujeo

Ha sido duro, muy duro y me ha costado la vida subir, pero he hecho esta sencilla vía que para mi era un mundo. He tardado mucho y a mitad de la vía me temblaba todo y tenía esa sensación que tenemos cuando hacemos un gran esfuerzo fuera de nuestra zona de comfort de que no sería capaz, pero la terminé, toqué y bajé reventada pero con un subidón mental enorme.

Esta era una vía para principiantes, pero lo bueno que tiene como cualquier reto, es que dando un poco más, sacando esas fuerzas que no sabes donde las tienes guardadas, se puede llegar.

¡Espero poder volver muy pronto y repetirla y estoy segura de que la haré mucho mejor!

La sensación que da palpar, sentir la roca y enfrentarte a ella es maravillosa, y la única decepción el bajar sin conseguir subir. Confieso que he pedido varias veces parar, que he soltado mil “no puedo”, “no tengo fuerzas”… pero a la vez eso me picaba contra mi misma. ¿Como que no puedo? ¡Po toma!

Luego vino otro buen pateo por las rocas y subí (eso sí, medio obligada porque no podía con mi alma y solo pensaba en estar sentadita resguardándome del frío) una vía más sencilla y bajita. Ahí me agobié bastante e incluso con el ahogo de la alergia y la tensión noté algo de mareo, pero igualmente me piqué conmigo misma y me dije que ya estaba bien de tonterías, que lo estaba disfrutando y que eso me lo podía subir con el mismísimo. Respiré profundamente como cuando se hace yoga y, ¡p’alante! O más bien p’arriba jeje.

Y, ¿sabes qué? Cuando me decían tienes una lasquita ahí donde apoyarte, me buscaba una más difícil, un reto más grande al que plantar cara. Me enganchaba más fuerte, más arriba, tiraba de mis piernas y músculos con más fuerza porque la sensación era de plenitud total.

Y ya arriba del todo, sin aliento y destrozada físicamente, tocaba rapelar para bajar. En ese momento pedí que me soltaran la cuerda muuuuy despacio porque quería disfrutar ese momento lo más posible, mirando como iba dejando atrás la roca y disfrutando inmensamente al ver el recorrido que para mi había sido tan duro de vuelta hacia abajo. Una auténtica delicia el acariciar la roca con los pies totalmente apoyados en ella, descansando las piernas doloridas y llenas de heridas y desandando el camino trepado.

Terminé esforzándome en engancharme con más fuerza, en apoyar pies y manos más alto de lo que me decían y sacar las fuerzas que me quedaban (que ya si que eran muuuuy pocas) para subir con más fuerza y llegar a lo alto. Tras otro largo pateo nos bebimos una birrita ya en la ciudad y para casa a cenar lo que sobró al mediodía de espaguetis con tomate triturado, especias y soja texturizada para coger energías y proteínas para lo que me esperaba.

Estoy que no puedo con mi alma pero en el buen sentido. Con ese cansancio que te llena de orgullo, feliz de haberlo pasado tan bien en la naturaleza y haber aprendido tanto sobre el deporte, la propia roca y sobretodo sobre mi misma.

Siempre te digo que nuestros límites los ponemos nosotros mismos, pero debemos utilizarnos a nuestro favor, rebelarnos contra ellos. Declararle la guerra a la flojera en todos los aspectos de nuestra vida y disfrutar de todo lo que PODEMOS hacer, que no es poco sobretodo cuando abrimos la mente y encontramos algo que nos apasiona.

No se como voy a subir las escaleras hasta la ducha ya que estoy hecha un ovillito en la silla del ordenador, pero la voy a coger con unas ganas… jajaja.

No estoy segura de si me han hecho alguna foto escalando así que si me las pasan las pondré aquí para que nos riamos un rato.

¿Qué es lo que más satisfacción personal te ha dado últimamente? Mejor aún, ¿qué te gustaría hacer para subir tus ánimos, demostrarte que tú mism@ puedes reventar los límites que te autoimpones en cualquier faceta de la vida? Me encantaría saber a qué reto te gustaría enfrentarte, cómo te ves de cara a el y cómo vas a callarle la boca a ese cerebro cabrón que se empeñará en que no te arriesgues.

Cuéntame algo de lo que estés especialmente orgullos@, que te haya abierto los ojos sobre tus posibilidades y fuerza interior, algo que sólo pensar en ello te inunde una calma y confianza que borre de un plumazo cualquier otra cosa que tengas en la mente en el momento que lo recuerdas.

Y para terminar esta entrada tan positiva que espero que te contagie algo de fuerza por lo menos, te dejo un par de fotos de las vistas desde arriba del todo de esa roca que tanto me ha dado esta tarde.

¡Buenas noches y feliz semana!

Vistas

Vistas

Anuncios

2 comentarios sobre “Hoy me he superado, ¿y tú?

  1. A mi es una sensación que me encanta. Estar super cansada de haber estado pateando monte. Que te duele hasta levantarte para ir al baño, pero tienes la sensación de estar limpia y de que los músculos están purgados, la sangre circulando a tope, y la cabeza llena de vida. ¡Preciosa entrada!

    1. ¡Exacto! Es el dolor agradable, un cansancio muy puro que hace que todo lo demás de igual y que te quedas deseando volver a sentir.
      Me alegro de que también disfrutes esa sensación!
      Un besote!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s