¿Necesitas un Kit-Kat? Alternativa sin azúcar y que no se acercará a tu estómago

Lo siento pero si buscas una receta de dulce no es lo que te voy a dar hoy. Voy a hablar un poco de mentalidad positiva hoy, de pequeños trucos para afrontar esos problemas que crecen y en vez de motivos para sonreir parece que hacen que no puedas parar de llorar o que te quedes en ese estado de bloqueo depresivo que a veces no identificamos.

La semana pasada pasé por muchas fases de ansiedad, bloqueo, atracón histérico y no dormí nada. Durante casi 24 horas no paré de llorar y creo que es algo que, aunque como diría Radiohead en su canción Just, “you did it to yourself, you did, and that’s what really hurts” (tú te lo has buscado y eso es lo que te duele), pero me negué a retroalimentarme de ello y regocijarme en esa mierda aunque reconozco que me costó bastante. Me dolían los ojos, tenía la cara reseca e irritada, estaba horrorosa no, lo que sigue… pero me niego a darte un mensaje negativo, y me niego a dármelo yo y sinceramente mis ánimos mejoraron mucho desde entonces.

Hoy quiero darte una pequeña receta para sonreir, pero nada tiene que ver con la comida, sino pequeñas cosas que podemos hacer para cortar esos momentos en los que no puedes más, en los que cuando creías que podías empezar a levantar cabeza vienen y te la revientan contra el suelo y no sabes ni puedes hacer nada porque no te quedan fuerzas, porque no tienes los recursos y porque no tienes forma de solucionarlo. ¿Pero sabes que? Sí que tienes las fuerzas, pero no las ves por el bloqueo. SIEMPRE las tienes y por eso tienes que tomarte un Kit-Kat (y no, ¡no vayas corriendo al super que ya te he dicho que nada de comer emocional o histéricamente!).

No soluciona el problema, pero si que mejora tus ánimos y tu predisposición para afrontarlo y al menos te da un respiro para ver las cosas de otra manera, pararte a pensar e intentar hacer algo desde una postura un poco más tranquila. Es como una cuerdecita a la que te agarras para no caer del todo al pozo, una lasca en la pared de roca en la que agarrarte y sujetarte con tus últimas fuerzas y coger impulso hacia arriba.

Dicho así parece una receta mágica, ¿verdad? Nada más lejos de la realidad, es sólo un pequeño truco que a veces se nos olvida pero que resulta eficaz a la hora de soltar un poco de lastre, de meter una pequeña sonrisa o incluso carcajada cuando a lo mejor lo único que deseas es desaparecer de la faz de la tierra.

No veas el rollo que te he soltado en un momento. Todo para decirte que a veces, el mejor alivio está en hacer el tonto un rato. ¿Te atreves a hacer la prueba?

Si eres mujer te recomiendo que busques tu pintalabios más cantoso, más brillante y que te pongas creativa. Esto no me lo invento yo, en el momento que te pintas los labios tu humor cambia, ya sea por que te sientes más sexy y con confianza, o como en el caso que te propongo, porque el impacto y el resultado de poner caras te hará MÍNIMO sonreir.

Si eres hombre, aunque esto también sería efectivo para una chica, por qué no pruebas a jugar a ser Santa Claus con la espuma de afeitar? ¿Cambiar de peinado un rato? ¿Ponerte algo de cuando eras más joven o que al contrario te quede enorme?

¿Es posible cambiar la mala cara y hacer un pequeño descanso dentro de la desgracia, la ansiedad y la tristeza a través de algo tan superficial como el físico o el maquillaje?

Yo creo que si, y aunque no soluciona nada, es una pequeña descarga que te recomiendo hacer cuando lo necesites.

Esta foto es de hace unos días al igual que la entrada que estaba a medio escribir, pero entre unas cosas y otras (ando liada buscando trabajo en Gibraltar y de hecho acabo de llegar de una entrevista alli, ¡cruza los dedos por mi!) no he encontrado el momento de terminarla y subirla.

payaseando

En este caso cogí mi pintalabios más “deslumbrante” (Morange de MAC, para quien le pueda interesar), me puse esos impresionantes morrazos y me puse a hacer la tonta un rato delante de la cámara. Hubo un momento que miré el resultado y solté una carcajada, justo después de hacer esta foto.

Mirando la secuencia de fotos que hice, mi expresión era totalmente distinta en la primera foto que en la última.

Así que hoy, te voy a poner deberes. Si en algún momento te sientes mal, te enfadas o deprimes, o simplemente si te aburres y eso te empieza a carcomer por dentro, haz un poco el tonto. Ríete de tí mism@ un poco y verás como eso te alivia un poco y deja a tu cerebro descansar para afrontar lo que sea con mejor ánimo y más claridad mental.

Porque al final, las cosas normalmente no son tan terribles como las imaginamos, y lo que marca la diferencia es como las afrontamos. Yo hoy me encuentro muy fuerte y animada aunque cansada del pateo que me he tenido que pegar hasta Gibraltar que me ha dejado lso pies llenos de ampollas, ¿pero sabes que? Eso cuenta como ejercicio al fin y al cabo. Un descansito a los pies y en vez de entrenar como planeaba pues haré algo suavito como yoga y algo de fuerza (kettlebell swings, sentadillas, y quizá algún burpee).

¿Qué haces tú cuando sientes que no puedes más? ¿Has hecho alguna vez un ejercicio como este para mejorar tu humor? Si hay alguno que me puedas recomendar tanto a mí como al resto de mis lectores, sería genial 😉

PD: Esta tarde pretendo ponerme a contestar comentarios antiguos, están todos leídos y estoy deseando contestar. ¡Espero que el wifi me deje! 🙂 

Anuncios

5 comentarios sobre “¿Necesitas un Kit-Kat? Alternativa sin azúcar y que no se acercará a tu estómago

  1. No sé si te molestará mi comentario, o al contrario, te resulte un halago. No hace mucho que sigo tu blog, quizás empecé a hacerlo en un momento tuyo de bajón, pero al no estar feliz al 100%, me imaginaba que no eras tan guapa como he descubierto hoy!!! Es increíble las impresiones (tan herróneas) que nos puede transmitir un estado de ánimo!! Conclusión: la felicidad es el mejor secreto de belleza.

    Un besazo muy gordo!

    1. Hola guapa! Para nada me ofende el comentario, al contrario, me ha dado que pensar y escribiré sobre esto. Sobre lo que proyectamos según nuestro ánimo y cómo eso llega a los demás.
      Cuando hablamos a alguien que no nos conoce sobre nosotros mismos desde una perspectiva negativa o un momento de bajón, proyectamos la imagen de alguien más feo, más cansado, probablemente incluso más gordo, etc.
      Nosotros mismos solemos tener una percepción sobre nosotros peor de la que es (hay una prueba que hicieron en USA en la que unas mujeres se describían a ciegas para que las dibujara un dibujante del FBI si no recuerdo mal y TODAS eran infinitamente más guapas en persona que lo que habían dicho).
      Al contrario, cuando estamos bien, fuertes y con la autoestima en su sitio, no solo es que nos pongamos más guapas, sino que proyectamos eso. Probablemente si me hubieras empezado a leer en momentos más fuertes te habría decepcionado verme la cara 😛 jejeje
      Pero si, no hay nada más bonito y que aporte más belleza que una sonrisa y sentirse bien 😀
      Un besazo!

  2. Me parece una terapia genial!! Sí, es eso, simplemente dejar de pensar y si es haciendo algo divertido, pues mejor! Cruzo los dedos por ti, guapa, a ver si sale ese trabajo. Un besazo enorme!

  3. Ojalá te salga todo bien, tanto si es en Gibraltar como en cualquier otro sitio al que no tengas que llegar con ampollas en los pies :-p

    Yo suelo hacer el gilipollas bastante a menudo. Cuando estoy de buen humor más, claro. En los momentos complicados, lo que más me ayuda es hacer diez o doce respiraciones profundas, fijándome en que el aire llene todo mi cuerpo, empezando por el abdomen. Antes de la tercera inspiración, ya me he tranquilizado. Si hago más entro en un estado de bienestar en el que todo me da lo mismo, pase lo que pase, sé que saldré adelante, y ya no me importa lo que estén haciendo los demás a mi alrededor (a veces hay gente que es difícil de digerir).

    Un abrazo, Belén.

    PD – Bonita sonrisa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s