A veces no te queda otra que pedir ayuda

Antes de nada, te cuento que estoy pillando el wifi de algún vecino a lo piratilla y aunque va bastante mal, me vale para poder ir conectándome. En breve me pondré a leer y contestar comentarios y volveré a ir publicando cosillas.

Te preguntarás de que va el título del post. Para mi es muy duro porque es algo que siempre me he negado a reconocer, que necesito ayuda. Siempre he querido salir adelante por mi misma, y sólo he conseguido tener que salir de pozos cada vez más hondos. ¿Que salgo? Si, pero para meterme de cabeza en otro peor.

Es curioso como, arreglar y hacer las paces con mi cuerpo no ha conseguido cambiar mi mente correctamente y me carcome la ansiedad, paranoia y tristeza a la vez que me siento totalmente vacia. Seguro que en unos días estaré más animada, soy consciente de que estoy removiendo muchas cosas estos días y teniendo que revivir un poco mi pasado a través de mis pertenencias y está siendo duro. Pero lo vengo necesitando desde hace mucho tiempo y voy a hacer un sacrificio muy grande (como siempre, en comida, la consulta es asequible a 27 euros por un descuento para desempleados pero solo una ya es un sacrificio enorme para mi y es gran parte de mi presupuesto mensual para comer) para poner solución a todo lo que me ha hecho tener que llegar hasta aquí o por lo menos ponerme en el camino correcto para poder ser feliz y vivir la vida. No tengo fuerzas para hacerlo sola. Me revienta reconocerlo porque siempre te estoy diciendo que hagas y no pienses, pero yo ya no puedo hacer más, necesito ayuda para avanzar y superarme.

Hoy he llamado para pedir cita con un psicólogo. Aunque me esfuerzo por mejorar mi vida no avanzo. Doy un paso adelante y cinco para atrás. Estoy llegando a un punto en el que no consigo encontrar las fuerzas y ganas para hacer nada, y que solo consigo  hundirme más a cada paso pa’lante que creo que doy. No paro de cagarla con todo lo que hago y con la gente que quiero.

No soy capaz de cuidar de mi misma, de mi casa, de mi gata, de mi gente. Joder no soy capaz ni de cuidar una puta planta sin que se muera.

No puedo seguir así, últimamente no puedo dejar de llorar, me he estado obligando a estar activa, a hacer cosas todo el tiempo, buscar hobbies…. pero estoy vacía, no disfruto de nada y no se en que mundo estoy, no soy capaz de tratar bien a quien me rodea y pago mis frustraciones exageradamente y eso no puede ser. ¿Yo me supero? No, es pa darme una guantá con la mano al revés por la actitud y los ánimos que tengo.

Tengo cita el miércoles por la mañana para conocer al psicólogo. Me ha comentado que de primeras me hará una entrevista para ver como estoy, y haremos unos cuestionarios e informes. Después vamos a ver por qué no soy capaz de hacer las cosas bien, por qué fracaso y me dará un informe con sus conclusiones antes de empezar con la terapia cognitiva.

Sin entrar en los detalles de mis problemas, te iré contando los trucos, conclusiones y demás que saque de ahí.

Sinceramente, no me siento loca ni me avergüenza el hecho de ir al psicólogo y de hecho creo que todo el mundo debería ir alguna vez. Me avergüenza lo que hago con mi vida, mi incapacidad para querer o para aceptar que me quiera alguien la gente o ver nada bueno en ellos, la constante paranoia de que me están humillando. Me avergüenza mi pánico a hacer el ridículo y ser un puto desastre. Me avergüenza ser incapaz de vivir una vida digna.

Pero no me avergüenza haber pedido ayuda. Me gustaría poder compartir esto con quien alejo con esta actitud que no puedo controlar aunque eso si que me duele. Y me ha dolido mucho llamar, hablar con ese desconocido y se que con lo hermética que soy, lo voy a pasar fatal el miércoles. Pero es un dolor necesario que voy a tener que aguantar y que voy a superar.

Espero aprender mucho sobre mi misma y sobre la mente humana en la terapia. Mejorar mis hábitos y conductas (comer bien y hacer deporte es bueno, pero no solucionan tus problemas). Espero mejorar mi mentalidad y aprender a entender y expresar mis sentimientos y controlar o llegar a borrar las secuelas de todo lo que he vivido en estos 26 años.

¿Has ido al psicólogo alguna vez? ¿Como fue para ti la experiencia? Me encantaría conocer tu experiencia, trucos, como lo afrontaste…. Yo no soy miedosa, pero reconozco que me aterra.

Anuncios

8 comentarios sobre “A veces no te queda otra que pedir ayuda

  1. El psicólogo no es un juez.
    Eso significa que le puedes contar tranquilamente que has asesinado a una dulce viejecita en el ascensor, a golpes de plátano maduro y con alevosía y mala leche, y el psicólogo te preguntará cómo te sientes.
    Eso es el psicólogo.

    Es una guía, es alguien que te va a abrir un poco para ver qué hay dentro, pero ahí dentro mirarás tú. Y si algo te gusta, ahí se quedará. Y si algo no te gusta, él te ayudará a decidir qué hacer.

    Es una estupenda idea ir al psicólogo.
    A mí me fue genial, jamás he pensado que ir al loquero significara que estoy loca, aunque lo cierto es que lo estoy un poquillo (y eso no se lo conté a mi psicólogo, mira por donde, ja ja ja).

    Seguro que en breve, te encontrarás mejor.
    Y cuanto mejor estés, mejor te irán las cosas.

    Un abrazo muy fuerte, Belén.

  2. Me ha caído como anillo al dedo leer esto. Hace tiempo en que estoy tratando de bajar de peso, pero en el camino me he dado cuenta de que no es solo mi físico lo que debo atender. Pero aun así le he estado dando vueltas al asunto pese a que ya he ido al psicólogo en la infancia (hiperactividad). Hasta hace poco tuve que reconocer que realmente necesito atenderme. Ya lo dijo Platón: mente sana en cuerpo sano.
    Y esto me ha caído como anillo al dedo porque es un pequeño incentivo a de una vez hacer lo que necesito.
    Mucho éxito 🙂

  3. Mucho ánimo!!!!No te avergüences, somos muchos los que alguna vez hemos necesitado esto, en mi experiencia no me sirvió de nada, aunque estoy segura de que no era un gran profesional. Lo importante es que busques soluciones para encontrarte mejor.

  4. Hola, Belén,

    Hace muy poco que encontré tu blog (hace unos días). Digamos que últimamente me da mucho por leer blogs sobre superación, desarrollo de la personalidad, relaciones personales y esas cosas.

    ¡ÁNIMO! ¡MUCHO ÁNIMO! Yo hoy tengo la segunda cita con el psicólogo y efectivamente, es lo mejor que puede hacer uno cuando tiene la cabeza hecha un lío, y cuando su vida se convierte o corre riesgo de convertirse en un caos.

    Es lo primero que hay que hacer antes de tomar decisiones drásticás (como separarme en mi caso). Hay muchas, muchas cosas que tengo que corregir en mi forma de ser, de vivir y de pensar, y supongo, por lo que cuentas en este post que también es tu caso.

    Lo dicho, ¡ánimo, Belén! Estás tomando la decisión correcta, ya que entenderse a uno mismo es en ocasiones demasiado complicado como para pretender hacerlo sólo.

  5. Pues nada pequeña que más vale reconocerlo y actuar en consecuencia que dejar que los dias, los años y la vida pase así.
    Vale la pena hacer un alto y tomar acción como lo estás haciendo, vencer tus miedos, vencer tu suficiencia para todo y declarar que en ese tema no tienes las herramientas para dar el siguiente paso, y eso es más valiente que quedarse como estás.
    Te deseo todo el éxito porque te lo mereces, porque eres mujer que merece vivir una vida plena.
    Besos y cariños para ti guerrera Belén!

  6. Holaa reina, la verdad es que nunca he ido pero conozco a varios que forman parte de mi circulo de amistad.. no tengas miedo, seguro que te vendrá bien, Creo que has llegado a un punto que sola no puedes y piensa que vas a invertir en salud. Nunca es un dinero malgastado. te mando muchos ánimos y creo que será mejor para ti poder hablar tranquilamente con una persona que no conoces de nada, sabes que esa persona nunca te juzgará ni le contará a nadie. no es lo mismo que hablar aquí o con amigos, familia….besitooooos

  7. Pues yo quería ser psicóloga y, aunque no terminé estudiándolo, y aunque a menudo ejerzo de amiga-psicóloga, hoy por hoy te digo que la única persona que podrá ayudarte de verdad eres tú misma. Está bien pedir ayuda, no te avergüences, pero no te cuelgues de eso pensando que él tendrá la solución a lo que te pasa. Tú eres la que siente, la que piensa, la que actúa y sólo podrás cambiar eso.
    Yo también fui una vez, en un bache profundo de mi vida. Me ayudo, sí, pero porque yo estaba receptiva a aprender de mi misma. Hoy en día, puedes leer mil cosas en la red, visionar vídeos como el que tú misma nos pusiste de la hija de Punset, ect…Personalmente, en un momento de crisis económica, no sé si me parecería adecuado gastar dinero en un psicólogo (que me perdonen ellos, que también tienen que trabajar), lo digo sólo por el factor presión que eso podría crear, que realmente esperes más de lo que hará por ti porque, insisto, tú, sólo tú serás quién haga algo por ti.
    No obstante, tú decides. Mucho ánimo! Un abrazo fuerte!

  8. Hace pocos días que descubrí tu blog, buscando cosillas sobre personalidad, relaciones y desarollo personal ¡Animo y adelante con lo de ir al psicólogo!

    Ayer mismo fuí a mi segunda sesión con la psicóloga. Es un paso necesario, en mi humilde opinión, cuando uno se hace un nudo en la cabeza y necesita llenar vacíos y poner orden en traumas e ideas (posiblemente muchas irracionales) que vienen desde la infancia. Para todo (tanto a nivel personal, como profesional, como en general en la vida) es necesario aprender de otras personas que van por delante. Además no es el momento, cuando uno se ve superado, de tomar decisiones importantes sin hacer antes un profundo análisis de uno mismo.

    Lo dicho, ¡ÁNIMO BELÉN!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s