Sin parar, parando

Anoche debería haber escrito las entradas de los días 6 y 7 del reto Bodyrock/The Daily Hiit. No va a ser largo ya que esos 2 días no entrené, me los tomé de descanso porque estaba muy cansada y pachuchilla menstrualmente.

Pero tuve visita anoche, y después me acosté tarde (¡y por fin dormi!). Esta mañana me levanté tardecillo también aunque descansada, hice un panecillo y ya llegó la hora de comer, una vuelta a leer blogs después y el entrenamiento del día (repetí el que hice ayer para intentar mejorar mi marca aunque no medí pulso y calorías ya que no es una rutina de que se te salga el corazón por la boca y porque me dió uno de mis ataques de EJERCICIO YA plas plas y pasaba de ir a por el pulsómetro aunque si que he calentado bien los músculos y sobretodo las articulaciones antes de empezar con los ejercicios). Por cierto no he mejorado las repeticiones de ayer jajaja.

Ya duchada y con vistas a cenar, no me apetece escribir esas entradas. Esto es el ejemplo de la flojera mala que no debemos dejar que se apodere de nosotros, aunque por otro lado, he hecho cosas y he entrenado y la rutina me ha sentado igual que ayer, GENIAL.

El FRACASO no es caerse, es quedarte donde te has caído
El FRACASO no es caerse, es quedarte donde te has caído

Me encanta la sensación entrenando rutinas que son más control y fuerza que cardio. Cómo notas los músculos contraerse y apretarse con cada movimiento, el tembleque cuando estás terminando la ronda que te empiezan a faltar las fuerzas y tienes que esforzarte más. La concentración que requiere centrar tu fuerza en un punto determinado de tu cuerpo y la dificultad para mantener la postura y no hacerlo mal, ir contra el reloj y aunque escuchas el tic-tac tic-tac de que se te acaba la ronda intentar hacer una repetición más… Para mí es un subidón increíble.

Y cuando terminas, sudando, temblando, con el corazón disparado y la cabeza más pa’llá que pa’cá, bajas el pulso, estiras bien todos tus músculos y has acabado de entrenar. Esa media hora escasa que mientras entrenabas deseabas que terminara pero en verdad la has disfrutado y eres consciente del bien que le hace a tu cuerpo en realidad ha pasado volando. Coges el camino a la ducha y te sientes… genial.

No le tengas miedo al ejercicio, no le tengas miedo a esforzarte. No pienses y no le des tiempo a tu cerebro de darte excusas para no moverte. Porque cuando empieces a moverte, a entrenar, estarás tan concentrad@, tan dentro de la rutina o del ejercicio que hagas, tan pendiente de respirar y de llegar al siguiente ejercicio o descanso, que tu cerebro dira “ostiaaa, ¡como mola!”. Sólo serán unos minutos y podrás estirar y descansar. Unos minutos y tu mentalidad durante el día irá a mejor, dormirás mejor, y te sentirás orgullos@ de haber terminado lo que has empezado y de haber sido capaz de hacer eso que tanta pereza te daba y que es tan bueno para tí.

Déjate de pensar y de miedos, y que tu único objetivo sea superarte, mejorar y que el próximo día lo que te parecía una limitación sea sólo un reto más que superar.

Tú puedes hacerlo. Da igual lo que te diga ese cerebro tan cabrón que tienes, que puedes. Igual que puedo yo, igual que puede alguien que pese 50 kilos o que pese 80. Cada uno a su ritmo y dentro de sus posibilidades, para subir peldaños y llegar un poquitín más lejos cada día.

Tú puedes, que nada ni nadie te digan lo que no puedes hacer, ni siquiera tú mism@. Esto se aplica a todo: al ejercicio, a tu alimentación, al trabajo, A LA VIDA.

Sorpréndete y demuéstrate que puedes, porque QUIERES. Ya verás como me terminas dando la razón 😉

¡Un besazo y mucho ánimo!

Anuncios

2 comentarios sobre “Sin parar, parando

  1. Yo no voy a terminar dándote la razón. Yo te la doy de entrada, ahora mismo :-)))

    Hoy he hecho algo. Te lo contaba en una respuesta a tu comentario. Estoy contenta por haber arrancado (a ver si mañana repito), pero me doy cuenta de lo mucho que he perdido… uf.

    Besotes.

    1. 😀
      ¡¡Que guay que te hayas animado con los burpees!! ¡Mañana más y mejor!
      Sé lo que jode perder la forma, pero aquí estamos pa recuperarla y conseguir estar mejor que antes. Me has animado a probar un ejercicio que antes podía hacer y que ahora no hay manera como bonus en el entrenamiento.
      ¡A seguir con fuerza!
      Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s