Receta: Desayuno y merienda (¡y picoteo!) ideal, pasta de aguacate

Me siento mal porque últimamente no levanto cabeza y no tengo fuerzas para entrenar. Hoy lo he vuelto a intentar (ayer lo intenté y tuve que parar al momento porque me ahogaba con los mocos) y más de lo mismo.

No me mola nada estar aquí animándote a que te muevas y yo solo estoy pudiendo limpiar, así que he aprovechado para dedicar estos dos días a hacer limpieza profunda en casa ains 😦

Pero se que en cuanto me encuentre mejor no me faltarán ganas ya que el cuerpo me pide ejercicio a gritos.

Una de las cosas que he hecho hoy para intentar recargarme es esta pasta de aguacate tan rica (pongo la foto mañana con el desayuno que he arrasado con el picoteo en un plis jeje). He untado un poco en pan como picoteo entre merienda y cena y la verdad es que me ha sentado muy bien. Lo que queda en el bol va mañana en el desayuno, ¡seguro que me da las fuerzas que me faltan para entrenar!

Aunque el aguacate es una fruta bastante calórica, tiene muchos nutrientes y beneficios y aporta un extra de energía al instante, así que merece la pena tomarlo sin pasarse. Además está tan rico…

pastaaguacate03ener

Ingredientes:

  • un aguacate maduro
  • un chorrito (¡muy poco!) de aceite de oliva
  • una pizca de sal
  • una pizca de pimienta molida
  • una pizca de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de zumo de limón

¡Es tan sencillo de hacer que casi me da vergüenza explicarlo! Se parte el aguacate en dos y se vacia toda la “chicha” con una cucharilla.

En un bol se le añade el aceite, la sal, la pimienta y la cebolla en polvo y se mezcla bien con un tenedor hasta que tenga una textura pastosa. Entonces se le pone el toque de limón, se vuelve a mezclar bien y se prueba para ver que está a tu gusto. Y ya está. No te llevará más de 2 minutos prepararlo.

Puedes untarlo en una tostada, usarlo en un sandwich con un poco de atún o un filetito de pollo. También se lo puedes añadir a una ensalada y mezclar bien. Si tienes visita y quieres hacer unos canapés de muerte puedes ponerle un poco de cebolla caramelizada encima (esta opción no es tan sana, pero de vez en cuando no pasa nada, todo con moderación siempre) o un poco de queso de cabra y especias y darle un golpe de horno. Si le añades un poco de tomate picado muy finito tienes un guacamole riquísimo.

Como ves se le pueden dar bastantes usos y es algo rápido y agradecido.

Y tú, ¿cómo preparas el aguacate? ¿Tienes algún “picoteo” sano favorito?

Anuncios

3 comentarios sobre “Receta: Desayuno y merienda (¡y picoteo!) ideal, pasta de aguacate

  1. A ver si te restableces pronto. Yo ayer también hice limpieza en casa y descansé del ejercicio (máximo dos veces por semana, no quiero descansar más).

    A mí del aguacate lo único que me gusta es el hueso: lo planto y me sale una plantita muy mona. No me gusta el sabor del fruto, y encima tiene más calorías que otras frutas que me gustan más, así que no soy una buena candidata a probar tu recetilla.

    Pero tenía que entrar a saludar… je je je.

    Que te mejores del resfriado, un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s